20 Así que, desilusionado, me di por vencido y cuestioné el valor de todo mi duro trabajo en este mundo.