5 Es mejor no decir nada que hacer promesas y no cumplirlas.