4 Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto