23 En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes.