9 Había hecho arreglos para partir de Babilonia el 8 de abril, el primer día del nuevo año,
y llegó a Jerusalén el 4 de agosto,
pues la bondadosa mano de su Dios estaba sobre él.