5 Entonces los asistentes contestaron al rey:
—Es Amán el que está en el patio.
—Háganlo pasar —ordenó el rey.