26 Cuando todos los israelitas habían llegado al otro lado, el Señor
le dijo a Moisés: «Extiende otra vez tu mano sobre el mar, y las aguas volverán con fuerza y cubrirán a los egipcios, a sus carros y a sus conductores».