28 »No deshonres a Dios ni insultes a ninguno de tus gobernantes.