21 El Señor
siguió diciendo:
—Párate cerca de mí, sobre esta roca.