4 Entonces Moisés talló dos tablas de piedra como las primeras. Temprano en la mañana, subió al monte Sinaí, tal como el Señor
le había ordenado, con las dos tablas de piedra en las manos.