30 Entonces Moisés salió del palacio del faraón y rogó al Señor
que quitara todas las moscas.