24 Cuando volaban, el ruido de las alas me sonaba como olas que rompen contra la costa o la voz del Todopoderoso
o los gritos de un potente ejército. Cuando se detuvieron, bajaron las alas.