3 (El Señor
le dio este mensaje al sacerdote Ezequiel, hijo de Buzi, junto al río Quebar, en la tierra de los babilonios;
y él sintió que la mano del Señor
se apoderó de él).