23 »”¡Qué aflicción te espera!, dice el Señor
Soberano. Además de todas tus otras perversidades,