30 »Por lo tanto, dale este mensaje al pueblo de Israel de parte del Señor
Soberano: “¿Piensas contaminarte como lo hicieron tus antepasados? ¿Seguirás prostituyéndote al adorar imágenes repugnantes?