31 Por haber seguido los pasos de tu hermana, te obligaré a beber de la misma copa de terror que ella bebió.