20 Así es, le he entregado la tierra de Egipto como recompensa por su esfuerzo, dice el Señor
Soberano, porque trabajaba para mí cuando destruyó a Tiro.