25 Allí, hijo de hombre, te atarán con cuerdas, para que no puedas salir a estar con el pueblo.