21 Entonces me preocupé por mi santo nombre, al cual mi pueblo trajo vergüenza entre las naciones.