3 Me llevó a lo largo de la corriente de agua y, mientras avanzábamos, él iba midiendo; cuando llegamos a quinientos treinta metros,
me llevó a través de la corriente. El agua me llegaba a los tobillos.