17 Sus manos colgarán sin fuerza,
las rodillas les quedarán débiles como el agua.