20 No cuento con nadie como Timoteo, quien se preocupa genuinamente por el bienestar de ustedes.