8 se humilló a sí mismo en obediencia a Dios
y murió en una cruz como morían los criminales.