20 ¡Toda la gloria sea a Dios nuestro Padre por siempre y para siempre! Amén.