4 Estén siempre llenos de alegría en el Señor. Lo repito, ¡alégrense!