26 Pues todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.