29 Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos
de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes.