3 Si te crees demasiado importante para ayudar a alguien, solo te engañas a ti mismo. No eres tan importante.