19 Pero Dios le respondió:
—No. Sara, tu esposa, te dará a luz un hijo. Le pondrás por nombre Isaac,
y yo confirmaré mi pacto con él y con sus descendientes como pacto eterno.