15 El Señor
Dios puso al hombre en el jardín de Edén para que se ocupara de él y lo custodiara;