4 Al tercer día de viaje, Abraham levantó la vista y vio el lugar a la distancia.