2 El Señor
se le apareció a Isaac y le dijo: «No desciendas a Egipto, sino haz lo que yo te digo.