2 —Yo ya soy un hombre viejo —dijo Isaac—, y no sé cuándo moriré.