23 Así que el Señor
Dios los expulsó del jardín de Edén y envió a Adán a cultivar la tierra de la cual él había sido formado.