25 Cuando el hombre vio que no ganaría el combate, tocó la cadera de Jacob y la dislocó.