15 El Señor
respondió:
—No, porque yo castigaré siete veces a cualquiera que te mate.
Entonces el Señor
le puso una marca a Caín como advertencia para cualquiera que intentara matarlo.