29 Lamec le puso por nombre a su hijo Noé, porque dijo: «Que él nos traiga alivio
de nuestro trabajo y de la penosa labor de cultivar esta tierra que el Señor
ha maldecido».