19 Pero José les respondió:
—No me tengan miedo. ¿Acaso soy Dios para castigarlos?