22 Todo lo que respiraba y vivía sobre tierra firme murió.