9 Entraron en la barca por parejas —macho y hembra— tal como Dios había ordenado a Noé.