20 Pero el Señor
está en su santo templo.
Que toda la tierra guarde silencio delante de él».