3 Entonces el Señor
envió el siguiente mensaje por medio del profeta Hageo: