27 Solo queda la terrible expectativa del juicio de Dios y el fuego violento que consumirá a sus enemigos.