3 Pero en realidad, esos sacrificios les recordaban sus pecados año tras año.