31 Y hubo mucha alegría en toda la iglesia ese día cuando leyeron este mensaje alentador.