22 ¡Pero anímense! Ninguno de ustedes perderá la vida, aunque el barco se hundirá.