23 Pues anoche un ángel del Dios a quien pertenezco y a quien sirvo estuvo a mi lado