25 Así que, ¡anímense! Pues yo le creo a Dios. Sucederá tal como él lo dijo,