53 Deliberadamente desobedecieron la ley de Dios, a pesar de que la recibieron de manos de ángeles.