43 y Pedro se quedó mucho tiempo en Jope, viviendo con Simón, un curtidor de pieles.